Cómo pasar del subsidio al lucro?

 

El próximo paso en microempresa

 

Por PETER BATE, Ciudad de México

 

 

El objetivo es loable y goza de apoyo a los más altos niveles: asegurar que hacia el año 2000 millones de microempresarios y pequeñas y medianas empresas en las Américas obtengan acceso a servicios financieros formales como créditos, cuentas corrientes y seguros.

Esa aspiración fue respaldada por los 34 jefes de estado y de gobierno que asistieron a la segunda Cumbre de las Américas como una herramienta indispensable para erradicar la pobreza. El Plan de Acción que aprobaron en ese encuentro hemisférico incluyó amplios compromisos de derribar las barreras burocráticas que frenan a la pequeña empresa y de promover instituciones que ayuden a los microempresarios a competir mejor, brindándoles capacitación y asistencia tecnológica.

 

Los expertos en el campo de la microempresa se sintieron alentados por la afirmación de esos compromisos en el documento final de la Cumbre.

 

“Parecería que hay un sentido más acabado de cómo usar a la microempresa como una herramienta para reducir la pobreza, ya que se reconoció la necesidad de fomentar toda una gama de servicios y no sólo el acceso al crédito”, opinó Marguerite Berger, jefa de la Unidad de Microempresa del BID.

 

Un optimismo similar se notó en una conferencia celebrada en marzo en Ciudad de México, donde se reunieron los proveedores de microcrédito y servicios de apoyo empresarial con mayor experiencia de la región. Los participantes del Foro Interamericano sobre Microempresas, coauspiciado por el BID, aclamaron a este sector como una fuente legítima para ganarse la vida para las personas más pobres del hemisferio.

 

Más de 80 por ciento de los negocios en América Latina entran en la categoría de microempresas, definidas como aquellas que dan empleo a un máximo de 10 personas. Ese sector emplea a unas 120 millones de personas, lo cual lo convierte en la mayor fuente de trabajo de la región.

 

No obstante, los expertos advierten que queda mucho por hacer antes que estos pequeños y frágiles negocios se conviertan en confiables motores de la prosperidad.

 

Sólo una de cada 20 microempresas tiene acceso a fuentes institucionales de crédito, normalmente a través de organizaciones no gubernamentales (ONGs). Más aún, muchos países todavía tienen regulaciones que constriñen a los pequeños negocios.

 

Un creciente número de expertos cree que estas barreras sólo se pueden superar con una estrategia de dos vías. Primero, el sector microfinanciero debe superar la bien intencionada pero limitada avenida de los subsidios y donaciones para entrar de lleno en los mercados de capital formales. Segundo, los gobiernos deben crear condiciones apropiadas para que florezca esta nueva clase de instituciones financieras.

 

Un aspecto clave de la primera parte de la estrategia es alentar la participación de bancos comerciales, compañías financieras y fondos de inversión que tradicionalmente se han mantenido a distancia del microcrédito. El costo de hacer pequeñas operaciones financieras con clientes que tienen poco o nada a su nombre, y a veces ni siquiera documentos de identidad adecuados, suele resultar demasiado oneroso para las grandes instituciones con fines de lucro.

 

Sin embargo, hay señales de cambios. En el foro realizado en Ciudad de México, Fawzia Naqvi, vicepresidenta adjunta del Citibank, dijo que su banco estudia formas de incorporar las microfinanzas a su estrategia global. La Fundación Citicorp ha apoyado fondos para microempresas desde 1990 y hasta ha invertido en una microfinanciera en Colombia. Ahora este coloso ha decidido ir más allá de la filantropía.

 

“Creemos que con tiempo el Citibank podrá establecer relaciones comerciales con el sector microfinanciero a medida que madura, incluyendo la provisión de productos para el manejo de efectivo y servicios como cobranza electrónica y la consideración del uso de tarjetas (de crédito)”, dijo Naqvi.

 

Aunque existen algunas entidades crediticias espectacularmente exitosas en el campo de las microfinanzas como BancoSol en Bolivia o Financiera Calpiá en El Salvador, no existen pautas generales que guíen a inversores potenciales.

 

Shari Berenbach, directora ejecutiva de la Calvert Social Investment Foundation, dijo que las instituciones microfinancieras podrían comenzar a atraer inversiones de los mercados de capital formales si mejorasen sus sistemas de información gerencial y la calidad de sus carteras de préstamo y acumulasen un buen historial como prestamistas que cosechan buenas ganancias.

 

El BID planea aprobar este mismo año un programa de ayuda técnica dotado con 10 millones de dólares de su Fondo Multilateral de Inversiones para fortalecer a ONGs que operan en microfinanzas, a fin de resolver sus debilidades gerenciales y ayudarlas a convertirse en instituciones financieras reguladas.

 

El BID además trabajará con los gobiernos para mejorar sus sistemas impositivos y sus regulaciones bancarias, comerciales y laborales para alentar a la microempresa.

 

Los propios microprestamistas consideran que deben adoptar una actitud más comercial en lo concerniente al control de costos, especialmente recortando sus estructuras administrativas, afirmó Claudio Higuera, gerente general de Emprender.

 

Emprender, una institución microfinanciera colombiana que en siete años ha expandido su capital comenzando con una donación de 3.000 dólares hasta llegar a más de 3,5 millones de dólares, se ha fijado como regla no tener más de un empleado por cada millón de dólares en su cartera de créditos. Asimismo ha puesto en acceso directo toda su información financiera y hasta procesa las solicitudes de crédito por vía del Internet.

 

“Debemos desmaquillar nuestros estados financieros y decirnos la verdad”, aseveró Higuera.

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: